ZH

 

Zero Hora

Últimas notícias

Carregando...

/

ESPORTE PARA TODOS!

 

OUÇA - A VIDA DE WILSON SILVA

segunda-feira, 18 de abril de 2016

MARCA : Se les escapa el tren

Messi y Neymar, en el partido contra el Valencia.
FC BarcelonaMessi y Neymar
E 11 de enero, después de las vacaciones de Navidad y de lograr el Mundial de MClubes, Leo Messi y Neymar Júnior, miembros de la delantera más prolífica de los últimos tiempos, fueron protagonistas en la Gala de la FIFA. El rosarino se adjudicó el quinto Balón de Oro de su carrera y el paulista se subió por primera vez a un podio del que Cristiano Ronaldo, vigente Balón de Plata, no se baja desde 2008. Sólo faltaba Luis Suárez para que la fiesta del tridente azulgrana fuera completa en Zúrich. Eran días de plenitud. El segundo triplete consecutivo parecía verosímil.
Pero al Barça de los delanteros se le ha apagado la luz. Cuatro derrotas y un empate en seis partidos han acabado con el equipo eliminado de la Champions yobligado a no cometer más errores en la Liga. El Atlético y el Real Madrid van en línea ascendente y le soplan el cogote a los azulgranas, que centrarán sus próximos esfuerzos sólo en Liga y Copa. Mientras, los colchoneros y los blancos también se jugarán el pase a la final de Milán ante el Bayern y el Manchester City, respectivamente.
A efectos de la lucha por el Balón de Oro, Messi y Neymar, aunque sobre todo el argentino, vivirán pendientes de lo que haga Cristiano Ronaldo en lo que queda de competición. El portugués fue el artífice de la reciente remontada del Madrid ante el Wolfsburgo y lidera la tabla de goleadores tanto en la Liga como en la Champions. Sus opciones de recuperar el título de mejor jugador del mundo se disparan porque ha recuperado el olfato en momentos decisivos (también anotó en el Clásico) y porque aspira a dos títulos importantes. Pero también porque sus máximos rivales atraviesan un momento bajo.
Messi, que ha jugado últimamente con molestias físicas, recuperó el olfato contra el Valencia, pero incide menos en el juego que cuando está en plenitud. Es cierto que en 2016 había recuperado terreno tras la lesión de rodilla que le mantuvo dos meses de baja, pero en este momento no transmite las mejores vibraciones. Por su parte, Neymar, que aún no ha firmado la renovación y pretende pasarse el verano con su selección, ha perdido la chispa y la sonrisa de hace unos meses y se ha estancado a nivel goleador. Ambos tienen seis partidos para levantar el vuelo, recuperar sensaciones y salvar la temporada.